martes, 31 de julio de 2007

FIN DE UN SUEÑO DE NIÑOS

Después de un intensa semana donde se juntó mi cambio de medicamentos y la muerte de mi ,no estaba capacitada para escribir nada, es por eso que decidí publicar Mi parkinson, un reportaje que fue difundido en otro blogg, y me habían solicitado reponerlo nuevamente cosa que hice.
La historia que escribí en esta ocasión, obviamente verdadera, involucra un terremoto y la creencia de una niña en el Viejo Pascuero pero vamos ¿Me acompañan a leerla

Estamos en el mes de diciembre, mes de cumpleaños, mes de Navidad se acaba el año, muchas festividades en un solo mes. Bueno primero que nada mañana es 19 de diciembre y es mi cumpleaños y siempre me lo han celebrado, generalmente el mismo día ya que no hay problemas de colegio, porque estamos de vacaciones, y que los papás trabajen eso no tiene importancia ya que igual ellos no cooperan en preparar nada. Es el año 1966 o 1967 y los preparativos están viento en popa, mi mamá hace un chocolate más rico, también prepara un ponche, pero de niños eso se hace con durazno en conserva y bebidas también hay unos pancitos chiquititos con cosas ricas adentro, bueno y por supuesto una torta rosada con manjar estaban todas las cosas listas y eso que este año mi abuelita andaba en Santiago junto con Mabel ( las he echado más de menos) bueno y a lo mejor por eso mi mamy empezó antes.
Todas las casas ya están arregladas para la navidad, menos la nuestra, porque mi mamá ya dijo que tenía una experiencia, es que hace unos años cuando yo era más chica nos pusimos a jugar al escondite adentro y dejamos la embarrá se cayó el árbol y se quemaron las luces, mi mamá se enojó tanto y menos mal que no dijo nada delante de mis amigos. En este cumpleaños lo pasamos bien tuve hartos regalos, jugamos, lo pasamos bien como siempre y ahí yo invito a mis amigos sean de aquí o de allá y por eso armamos el árbol el día 20 un día después de mi cumpleaños. Nosotros siempre lo hemos armado así, (ustedes saben aquí es desierto no existen los pinos naturales ni tampoco los artificiales, así es que el ingenio aquí es la mejor arma) cortamos papel crepé con flecos y envolvemos una estructura de alambre por alambre y ya estamos listos le ponemos los adornos y !!!ya¡¡¡ listocos. Empiezan los días de ponerse en la buena con todos para que el viejito nos lea nuestras cartas y traiga lo solicitado, también eso va acompañado con el promedio sacado en el colegio.
Yo me recuerdo de esa noche que yo estaba muy cansada y me acosté temprano, luego desperté muy gritoneada por mi mamá, la escuchaba diciendo Visnja, Visnja, Bogo, Bogo, ella realmente estaba desesperada de pronto sentí que me corrían la cama hacia el centro de la pieza pero además, yo estaba soñando con una historieta del Pato Donald y no cachaba que pasaba, sentía que mi mamá me tiraba y me empujaba a la calle junto con mi hermano y de pronto me vi allí en medio de la calle a pata pelá de la mano con mi hermano, la vecina hincada en el suelo y rezando el ave maría y luego mi mamá al lado mío en brazos con mi hermana chica y mi papá corriendo
por la calle yo no sabía hacia donde y yo veía que el polvo se levantaba y no veíamos nada solo la tierra saliendo del suelo, de pronto miro al cielo y las lámparas de los postes se columpiaban de un lado hacia el otro hasta que se cortó la luz y yo preguntando ¿que pasa, que pasa? y la tierra que nunca terminaba de salir del suelo, de pronto todo terminó, el ruido se acabó, poco a poco se fue calmando todo, la vecina seguía llorando y rezando pero se empezó a calmar y lo único que quedaba era el polvo que de a poco empezó a decantar, ya mi papá llegó con mi abuelito y hablaban del terremoto, de lo largo y fuerte que había sido, de pronto llegó la luz y yo entré a la casa había mucha tierra por todos lados todos los muebles estaban llenos de tierra y cuando llegué al comedor sobre la mesa estaba la muñeca que yo le había pedido al viejito pascuero (grandota y todavía cree en el viejo pascuero), la pelota, los camiones de mi hermano y cosas que no habíamos pedido ahí empecé a cachar algo, pero no tenía las cosas en claro, sentí que venía mi mamy y me fui al patio, luego ella me empezó a llamar y salí a su encuentro, nos fuimos al living, pero ya no había nada en la mesa, estaba vacía, y ohhhhh, el árbol que tanto había cuidado estaba todo roto en el suelo. Esa noche dormimos todos en mi dormitorio y como 3 días más hasta que no arreglaran las murallas del dormitorio de mis papás y con mayor razón de la casa de mis tatas, sobre la almohada de la cama de mi abuelito había un gran pedazo de pared, ¡menos mal que mi papá lo sacó a tiempo¡
Yo no soy tonta y no pregunté nada a mi mamá de lo que yo había visto sobre la mesa del comedor, esperé la navidad y no me llegaron 2 muñecas eso me hizo cómplice por un tiempo más de mis papás, la verdad es que yo me sentía muy importante ya que guardar un secreto así no era nada de fácil.

33 comentarios:

Rosa dijo...

El que pasa un terremoto nunca lo olvida, la semana pasada se cumplio otro aniversario del terremoto de Caracas y yo recuerdo clarito el ruido horrible que hacia la tierra.
Espero que ya estes mejor, esos cambios de medicamentos a veces son un poco traumaticos hasta que se ajusta bien la dosis. Un abrazo

Carolina Sandoval dijo...

holaaaaaaaaaaaaaaa


bueno te paso a visitar a este blog, pork no sé pork al otro no puedo ingresar en fin.

espero estes super

cuidate!

byeeeee

SUAVE CARICIA dijo...

hola hermosa!
entretenida historia
y
por el cambio de medicamento supongo que es para mejor?, cuidate
nos estamos leyendo
que tu semana sea tranquila

dejo suaves caricias

Dudu dijo...

Hola.....Felicitaciones por tu premio q te entrego periquita...estaba por pasar por aqui....pero tengo trabajo ....y queria leerte con calma....un Saludo.....y seguire viniendo a leerte...

mariella dijo...

visnita, te leí en la mañana, pero tuve que salir por eso te escribo ahora, bueno veo que has pasado por una semana intensa, con un duelo, en la familia eso es terrible, sobretodo para fidel, mandale cariños y mis condodencias plis, luego con tus remedios.

lo del terremoto lo encuentro atroz, pero cual mas cual menos hemos vivido esa experiencia, yo no le temo a los temblores, pero para el del 85, yo estaba recien operada y justo a esa hora me estaba duchando, la cabeza con shampoo, apenas me podia mover y comienza el terremoto, yo tratando de salir de la tina, buscando la toalla, afuera mi abuela gritando la niña, la niña, por mi precaria condición, la puerta se atoró, entre mi hermano y mi tio me abrieron la puerta y todos para afuera las murallas se mecian, se ondulaban y unas partes caian, adentro, en la cocina, los estantes se abrian y caian los vasos, platos, etc.

esas cosas traumáticas uno nunca las olvida y si hay un temblor fuerte, siempre vienen a la memoria.

bueno visnita, que estes bien un beso grande y muchos cariños para ti y para los tuyos.

Parisgaladriel dijo...

Nunca he vivido un terremoto. Mi familia y yo regresamos acá al norte de México unos meses antes del terremoto del 85 en el D.F.
Debe ser realmente impresionante. En fin. Saludos!

Miri dijo...

La verdad es que siempre temí a la furia de la naturaleza. Con eso el hombre no puede. Imagino que nunca olvidarás lo vivido.
Yo también descubrí mi regalo y no lo conté.. pero me desilusionó!
Estoy con lo que me pediste, pero no te lo hacen fácil..por la distancia. Ahora le pedí a mi esposo que tiene gente conocida a ver qué puede hacer.
Te mantendré al tanto.
Te quiero amiga no lo olvides y siempre estoy aquí, para lo que séa.
Besos.

Águila libre dijo...

Hola: que susto y que manera de llegar a la realidad.

Yo recuerdo que nos juntabamos todos los primos, en la casa de mi abuelita materna. Me habían dicho que no saliera de nuestra pieza hasta que pasara el Viejito Pascuero y yo como siempre fui porfiada y lo sigo siendo, salí y vi que venían mis tios llenos de regalos. Ahí supe la verdad.

Un abrazo, cuidate mucho,

Pay

Una caserola de sabiduría dijo...

¿Cómo se hace a un lado el pasado cuando nuestra pluma no quiere asumir que en el presente, la soledad es nuestra única y mejor compañera?
De seguro nuestro corazón se cansó de escuchar esas típicas cursilerías del amor.

Pasa por mi blog y contamínate de lo que esta vieja le grita a ese odio reprimido.
Con cariño, sra. Cacó

JENNY dijo...

Visjna, disculpa por pasar tan tarde, no tengo excusas, solo falta de tiempo. Espero que estés mejor con el cambio de medicamentos.

Tu historia es conmovedora... Yo he vivido varios temblores, pero lo cierto es que no recuerdo ninguno de esa intensidad, como el que relatas.

Mis hijos creyeron siendo chicos en Papa Noel... pero lo han ido descubriendo ellos mismos con sus amiguitos, hoy son mis cómplices para que su hermanita tenga la ilusión que tuvieron ellos.

Te dejo un abrazo!

m dijo...

unas rayas en el agua
¡qué más da

ungesto


m

periquita dijo...

Querida amiga:
Espero que ya te estes sintiendo mejor.
Yo nunca he vivido un terremoto ¡A Dios gracias! ¡debe ser terrible!, temblores si, varios un poco fuertes y de dan mucho miedo, de verdad me aterran los fenomenos de la naturaleza porque estoy clara que no puedo hacer casi nada para defenderme.
Besos
Maru

Anónimo dijo...

MARAVILLOSA NAVIDAD.
QUE LINDOS RECUERDOS LOS TUYOS Y LOS QUE YO EVOCO( NO ERAS LA UNICA PAILONCITA QUE CREIA EN EL PASCUERO
)
UNA VEZ MAS TUS MEMORIAS ESTAN LLENAS DE HUMOR Y SUSPENSO, LO QUE NOS PERMITE CONECTARNOS CON NUESTRA INFANCIA, TU EN EL NORTE, YO EN SANTIAGO.
DIOS TENIA ALGO ESPECIAL PARA LAS DOS Y ERA CONOCERNOS.
BESOS AMIGA QUERIDISIMA
ELIANA TORRES

Gabriel Navia Cortés dijo...

En relacion a mi comentario en mi blog , muchas gracias
y de verdad que el mundo es muy chico
soy antofagastino y trabajo en la univerdad ...
adivinas cual????
muy riko el cafe

Cococita dijo...

Que impresionante el relato del terremoto, me recuerdo uno cuando era bastante chica y mi mamà me sacò corriendo en brazos hacia la calle, fue en los años '60 por ahì.
En cuanto al pascuero, a los 12 años mi mamà de golpe y porrazo me dijo que no existìa... ahì quedè deprimida por bastante tiempo.... jajaja.
Un abrazo fuerte y que estès bien.

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Queri Visjna, qué preguntas. No sé si seré capaz de responderlas, pero haré el esfuerzo :


¿ Que probabilidades tengo de ganar el juicio?
R: Todas, si impera la verdad ...

¿Como ven mis abogados la manera de indemnizarte económicamente?
R:Hay muchos daños, por ende diversos tipos de indemnización, pero ése no es mi norte, sino develar una realidad demoledora : La perversa complicidad que se genera frente una acusación de NEGLIGENCIA MÉDICA.

¿que me haría más feliz,o cual seria un resultado compensatorio; ¿que pague con carcel, o que me indemnice con una cantidad de dinero más o menos importante?
R: Aunque suene iluso; que reconozca sus errores y sus incalificables mentiras. Con ello siento que dignificará al mundo médico chileno.

Errar es humano y reconocer los errores, eleva la dignidad y la nobleza de quien los cometió.

Mi lucha por la verdad terminará hasta que ésta vea la luz.

Un fuerte abrazo y que Dios te bendiga,

Alejandro

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Buena forma de ingeniárselas ante la carencia de pinos naturales o artificiales (hace poco supe de otro Blogger nortino que recurría a los cactus). No dejo de pensar si tu mamá se dio cuenta que supiste guardar el secreto o no.

Estuve buscando en los libros de Historia información acerca del terremoto que describes...y no di con nada; tal vez no fue tan intenso como otros movimientos. Saludos cordiales.

eduardo waghorn dijo...

Impresionante relato, muy descriptivo...Recuerdo el terremoto del 85, estaba en Santiago, un poste cayó a dos metros frente de mí...es decir, dos segundos después (o si mi paso hubiese sido un poco más ligero!) no estaríamos interactuando...qué te parece??

Respondiendo a tu pregunta sobre la tríptica definición entre Poemas, Antipoemas y Propoemas, es solo un juego, ni siquiera tiene pretensiones técnicas (hay varias definiciones de Antipoemas, Nicanor Parra es uno de sus más sobresalientes exponentes...son poemas más directos, a veces antiestéticos, chocantes, para describir una realidad desde una perspectiva más "prosaica", mas del diario vivir).
Lo de Propoema es un juego de palabras, lo hice un poco pa que a varios les pique el bichito , como a tí:).
Esta es una definición qe le dí a un compañero blogger:

"¿Qué es un PROPOEMA?

Propoema es una mezcla homogénea de propóleo y poesía: el propóleo fortalece tu sistema inmunológico, te defiende contra la saudade que carcome...la poesía simplemente ES.
No me he molestado en llamar a la real Academia Española, mis amigos me dicen que pierdo mi tiempo.
Uno de estos dí­as.
Tú sabes, todo es tan subjetivo... "

Saludos, y abrígate que hace mucho frío!

Miri dijo...

Gracias por tus saludos y por los buenos deseos.
Perdoname la falta de tiempo para contestarte los mensajes rápidamente como tendría que hacerlo.
Lo de las medallas que supuestamente vos me preguntas, tenés que copiarlas vos del blog que te premió.
Cualquier cosa escribime un e-mail.
Un beso grande.

periquita dijo...

Amiga:
Selecciona la presea, guardalo en "mis imagenes" y simplemente la bajas al blog. Puedes usar la plantilla de personalizar para ponerla a un lado o ponerla en el post correspondiente.
Puedes copiarla del mio si quieres.
Y te repito, tomatelo con calma, lo principal es tu tranquilidad y tu salud

Anónimo dijo...

Loquilla.
Menos mal que estabámos en Santiago cuando ocurrió ese "movimiento telúrico", aunque cuando supimos de la noticia casi nos morimos.
Lo otro es espantoso, también casi me muero cuando supimos, tan inocentemente, que el Viejo Pascuero no existía.
Así es la vida...
Y lo del PK en el AUGE, no sabe cuanto me alegro, porque eso nos permitirá irnos de vacaciones a alguna parte.
Un abrazo.
Mabel

Visnja Roje dijo...

Rosa:hola querida ,como olvidar a esa niña que estaba enterrada en el barro y que murió quedando como la víctima visible de esta gran tragedia.

Rosa Sandoval:Te esperé y no viniste , pero puedes en cualquier ocasión hacerlo.

Suave Caricia:Gracias por preocuparte por mi salud.

Dudú:Gracias , te doy la bienbenida a mi blog, un ratito más te veo

Visnja Roje dijo...

Mariella:prima ,la única que está sacando la cara por todas las maldades que hicimos cuando chicas, bueno la Mabel , pero ella es tía.Yo no estaba en Santiago para ese terremoto ,estaba en Puerto Montt.Veo que te pilló de manera indigna.besos


ParísGaladriel:Si mal no recuerdo ,ese fue un terremoto pero de esos morrocotudo de grande y destructor.


Aguila libre: Bueno, parece que antes éramos mas tardíos en descubrir que el viejito no existía
ahora los cabros son más precoces, ya no se acuestan en la noche como nosotros, en fin todo cambia....

Una cacerolade sabiduría:Bienbenida a mi blog, te visito mas ratito in extenso.
























ParisGAladriel:Si mal lo recuerdo

Amada Inmortal dijo...

bueno, es tarde para un cafe siendo la madrugada, salvo que te apetezca... :D
paso a dejarte besos ya brazos por mi falta de tiempo,pero no puedo no hacerlo :P besos

Vivianne dijo...

Ay querida amiga, el viejo pascuero yo aún creo jejejjeje, me preparo para recibirlo como una niña chica, pero me encanta encontrarme al otro día con los regalos en la cama, eso lo hacía mi vieja linda!!! muy buena historia, felicidades!!! andabamos medias perdidas es bueno el reencuentro...

Anónimo dijo...

y si no fuese por el terremoto todavía creerías en el viejito pascuero??!!
jajajajaja

PK AL AUGE!!

Nosotras también te echamos de menos, guindita.

Un abrazo grande.
Natalia.

Pamela dijo...

Gracias por tus palabras de apoyo, de verdad las agradezco. Vamos de a poco superando la perdida, aunk cuesta mucho. Los recuerdos constantes aun causan pena, pero espero que vayan transformandose en momentos de alegria. Te dejo un abrazo cariñoso y mi amistad, ya que si eres amiga de Miri, tb lo eres mia.

Cariños

Visnja Roje dijo...

Jenny: gracias queridísima un beso.

M :lindos tus cuadros.

Periquita:Pucha, me costo amiga, pero ....mi marido lo logró¡¡¡

Eliana:Mi prima me comenta ¿o sea que si no hay terremoto, ¿todavía creerías en el viejo pascuero? 11bueno¡¡Ahhhh.

Visnja Roje dijo...

Gabriel:por supuesto en la Central¿?????

Cococita:¿Y tu no sospechabas nada?.

Alejandro:Gracias por satisfacer mi curiosidad.

Luis Alejandro:El epicentro fue en Tocopilla, en 1968, y hubo 1 muerto.

Visnja Roje dijo...

Eduardo:¿doble standart? Por favor......

Amada inmortal:Cuantas horas hay de desfase?

Viviane:!Todavía crees en el viejo pascuero ¡¡¡

PAmela:Si de veras soy amiga de Miri.

Natalia:!oye irreverente¡¡Esta cabra chica tiene la mitad de mis años , y falta de respeto¡¡¡¡¡¡

Maria Cristina dijo...

Gracias por contarnos tu historia realmente eres un ejemplo a seguir porque a pesar de las adversidades haz sabido salir adelante, dios te me bendiga siempre

Pamela dijo...

Genial la historia. La has contado muy linda y entretenida. Lo de los regalos del viejito me impactó mucho, increíble manera de perder la inocencia, más si tuviste que seguir manteniendo el secreto. Viste que siempre aparece de alguna parte una señora rezando por todos los otros que corremos. Abrazos

Lorena dijo...

que tierno todo lo que cuentas y tan diferente a mi pais...el viejito pascuero, jeje, supongo es santa claus???, y el árbol de navidad! wow, jamás pensé que no existieran esas cosas en otra parte del mundo, tanto en México y con mayor en Suecia, siempre he disfrutado de ellos al natural...la moraleja, supongo, hay que apreciar lo que tenemos y también que todo se puede hacer con ingenio y ganas... el terremoto, cuando fue??, que miedo!
muy buena historia...por aqui seguimos.
Un abrazo